viernes, 14 de octubre de 2011

Hombres seductores: mitos y realidades




 

 
Todo tema tiene sus falsos mitos y sus lugares comunes. Es también el caso de la seducción.

Seduciendo mayoría de los hombres se sienten intimidados por prejuicios sobre las mujeres y el éxito con ellas. Comprender los falsos mitos de la seducción puede liberar del peso que cohíbe la facultad de seducir y le impide elegir la vida sexual que desea.

Me he tomado la tarea de resumir los distintos mitos que erróneos, fáciles de recordar, todos los errores de los principiantes en seducción. No es que sea la lista completa, pero contiene las preguntas más usuales y de mas interés común que todo hombre ya se ha hecho al menos una vez.

Mito:

Hay que ser rico y/o famoso para seducir a voluntad

Realidad: 

En parte, es cierto. Si usted es rico y sobre todo famoso, es obvio que tendrá más oportunidades que el hombre medio. Sin embargo la realidad opone dos objeciones: la primera es que el hombre adinerado, sino posee otras cosas, siempre atraerá por interés y siempre será vencido por quien atrae por atractivo natural. Si usted es famoso las cosas van un poco mejor, por lo menos logra hacer soñar a unas cuantas fans, aunque  si se trata a menudo de sueños volátiles. La segunda objeción es que estas ventajas no están mucho en relación con la seducción. Miren a Casanova, no era rico ni mucho menos famoso, es más, a menudo era superintendente o siervo, sin embargo ha sido uno de los más grandes seductores de la historia.

La seducción es una habilidad personal, un dato activo de nuestra persona. Podemos usarla siendo ricos, pobres, famosos o desconocidos. El verdadero seductor siempre logra seducir por sus capacidades seductoras, independientemente de las ventajas de partida que pueda tener.

Mito:

Hay que ser guapo para seducir

Realidad:

Las mujeres amamos ser seducidas y cortejadas por hombres verdaderos, no buscamos a los chicos lindos y delicados. La belleza no desempeña tanta importancia en el hombre como en la mujer. Un hombre de por si no necesita ser lindo para seducir, el hombre que seduce es frecuentemente interesante, masculino, seguro de sí, romántico, valiente, viril, etc. En otras palabras, posee todas estas cualidades típicamente masculinas que atrae a las mujeres. Claro está un hombre interesante y fuerte atrae más a las mujeres y siempre es importante gozar de un buen aspecto, pero siempre es necesario tener algo mas por eso quizás se dice “que la belleza del hombre está en la mente”.

Mito:

Sea amable, acomodadizo y comprensivo, y tendrás sexo.

Realidad:

Un hombre que es generalmente demasiado gentil y esta siempre disponible, no es generalmente interesante. Ser amable y disponible son cualidades muy apreciadas en la amistad y en las relaciones sociales, pero es algo horriblemente eficaz en la seducción. No confunda los términos romanticismo y disponibilidad dócil. Son dos cosas completamente diferentes. Ya que el hombre seductor hace acosos, es dulce y galante pero no es servicial. El guarda sus posiciones y en la ocurrencia conserva lados misteriosos e imprevisibles y se hace desear todas las veces que sea necesario.

Mito: 

Dale consejos a una mujer y te amara

Realidad:

Falso. Evite ser el consejero de una mujer, muchos hombres creen que siendo el consejero oficial podrán lograr que ella se interese por ellos.
Por ejemplo, una mujer puede pedir consejos a un hombre sobre los problemas amorosos con otro. Si solo quieres ser su amigo pues perfecto le hará bien. Pero si cree que escuchando sus problemas se interesara por usted pierde su tiempo. Las mujeres somos especialistas en clasificar a los hombres así que de seguro te etiqueta en el roll de amigo y créeme no te vera diferente.

Así que nunca se vuelva consejero de una mujer si lo que quiere es conquistarla. Lo mejor que usted puede hacer si una mujer le interesa es seducirla con lo apropiado. Que si será rápido o se tomara su tiempo eso dependerá del tipo de mujer que sea; siempre deberá parecer interesante pero nunca un psicólogo. Hay miles de profesionales en las consultas y probablemente usted no es uno de ellos.

Mito:

Si una mujer no le manifiesta un interés marcado, entonces ella no está interesada.

Realidad:

No siempre es el caso. No confíe mucho en la disposición de las mujeres o en sus acciones manifiesta. Una mujer puede morirse por usted sin mostrar alguna señal para que usted lo comprenda. O aun: a veces una mujer lo provoca y no se comporta con usted como se comportaría con todo el mundo, precisamente porque usted le atrae. Es contradictorio, pero así somos las mujeres; no siempre somos lógicas. Así que no trates de analizarnos no lo lograran.

 Aprende a decirle NO a los hombres seductores.

Todas las mujeres tienen un ideal de hombre, aquel que cumple con todas las expectativas: algunas exigen inteligencia, otras que sea protector, él aparece y deslumbra, es buen amante, dulce, sabe qué decir y cuándo decirlo, hipnotiza con su mirada y hace perder el sentido común.

¿Cómo lo hacen?

Muchos de estos hombres aseguran no tener un método para lograr este efecto en las mujeres pero saben que seducen y ponen su energía en hacerlo. En general son hombres inseguros que necesitan muchas conquistas para convencerse de su valor pero no son ingenuos: conocen y su poder y saben usarlo.

Entre el 60 y el 70 por ciento de los hombres alguna vez en su vida han vivido relaciones paralelas. Ellos dicen que no pueden resistir la tentación de seducir pero no se sienten culpables de que ese interés dure tan poco, ellas se quejan porque no pueden resistirse y son defraudadas o abandonadas rápidamente.

Hay algunos para quienes la conquista es un deporte y necesitan conquistar aunque sea con engaños, falsas promesas y mucho trabajo.

¿Seductor mentiroso?

Actualmente la igualdad entre los géneros, aunque no es total, ha avanzado mucho y ya no son necesarias tantas artimañas para lograr los favores de una mujer pero la seducción igual llega y logra generar sentimientos que luego se ven defraudados cuando se descubre que ese joven tan encantador en un pícaro mentiroso.

El avance masculino en el interés por su aspecto, por su físico hace que podamos hablar de hombres fatales cuando antes sólo eran las mujeres las ''fatales''.
Igualmente hay que ser cuidadosos con los hombres que aparecen mágicamente y son: apasionados, hacen lindos regalos, cumplen con todo lo que esperan de ellos y, duran poco.

Un relato nos cuenta: ''Ponía tanto amor en todo, en las miradas, en su intención por darme gusto, que yo creía que estaba enamorado, pero un día desapareció y sufrí mucho, todo era como un mal sueño. Me costó recuperarme y volver a creer...''Y esto es real, cuesta recuperarse del engaño y olvidar los momentos felices con estos señores que necesitan siempre algo nuevo para sentir el vértigo de la conquista.

Seductor después de la decepción

Es muy probable que estos hombres hayan sufrido decepciones en su pasado y necesitan defraudar a las mujeres como una manera de cobrarse la deuda pero también es cierto que temen el compromiso y necesitan ayuda terapéutica, las mujeres en tanto deben ser cautelosas de no caer en sus redes y no creer en el ''príncipe azul'' y tomar en cuenta hechos y no palabras.

Don Juan Tenorio y Casanova desde la literatura, la ópera, el teatro y el cine ya han dado lecciones, ahora a pensar y tratar de estar atentas, a pensar más en sí mismas y en cuánto merecen, esto colabora en no creer tan fácilmente en estos señores ''maravillosos''.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada